21 de abril de 2010

Tantas veces la vida me puso por delante oportunidades. Tantas como esas veces, las dejé pasar. Es más, diría que aún dejo que se vayan.
Para ser franco, pienso que soy yo quien les huye.
Comprendo el trasfondo de las decisiones, pero aún me cuestan. Es tan grande e imponente mi miedo a equivocarme, que termino jugando esto con las cartas marcadas. Asumiendo una comodidad lastimosa, contradictoriamente incomoda.
Reiteradamente siento que los años me van ganando la partida. Que el tiempo me va superando. Que ya deje pasar varios trenes, y que con suerte ha de quedar alguno sobre los rieles de mi camino.
Hoy no soy más que palabras. Un ser de acciones vacías. Hago hasta donde puedo, y quiero lo que no hago. La situación me supera. Me saca varios cuerpos de ventajas.
Busco consolarme en la reiterada frase: “todo se puede”. Persigo modelos cercanos, imitando la grandeza del esfuerzo. Me quedo. Bajo los brazos, pero dejo rondando sentimientos de culpa sobre mi cabeza.
No hay peor límite, que aquel que uno mismo se impone. Si lo sabré. Si lo padeceré. Creo que es necesario tener los pies bien calzados, bien sobre la tierra. Dejarme de voladurias, de divagaciones. Comprender que es lo que me toca. Andar marcando un rumbo realista. Transitarlo. Darle mi vida.
Pienso. ¿A todos nos pasará? ¿O solo será un eslabón más de mi cadena de inseguridades, frustraciones y miedos?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

wow!...

siento como si mi inconciente me estuviese describiendo..
no hay peor limite q el q nosotros mismos nos imponemos.. buscamos la libertad, amamos la vida, aprendemos a mirar.. pero no podemos ser libres si nos imponemos nuestras propias ataduras.. aprendemos a mirar pero no nos detenemos a mirarnos a nosotros mismos..
buscamos oportunidades q dejamos pasar por miedos, inseguridades..
huimos.. eso es lo q hacemos.. huimos.. por inseguros, por no atrevernos, por culpa, miedos..

ya aprendimos a mirar (o eso intentamos)..
pongamos los pies sobre la tierra y APRENDAMOS A VIVIR.. descubramos nuestra propia esencia..


muy lindo fede.. me llego mucho este escrito..
dale VIDA a tu vida.. arriesgate..
y se FELIZ!

Marina-Emer dijo...

buenos dias...vengo a devolverte la entrañable visita donde me haces una pregunta a mi poesía y nane de tus musas otros versos para elogiar los mios...gracias muy bellas tus palabras y yo tambien ya te sigo
un abrazo
Marina

Fede dijo...

Anonimo: Inconfundible su forma de comentar! Realmente da gusto entrar y saber que usted ha estado recorriendo cada palabra que dejé. Seguimos por el mismo camino.. admirando paralelismos.. ¿Se cruzarán en algún momento?..
Un saludo.

Marina-Emmer: Gracias por tus palabras. Lo suyo es de alto vuelo. Envidiable. Realmente sus poesías son de lo mejor que he encontrado en este mundo del blog. Felicitaciones, y nuevamente gracias.

cleopatra dijo...

Fede:

A mi me sucede lo mismo, creo que a todos y ¿Sabés por qué? Porque no sabemos andar por la vida...somos ciegos sin experiencia, somos torpes y andamos llorando lo que no fue.

Te digo ésto para que quizás juntos podamos destrabar todas (o algunas) de nuestras tristezas y convertirlas en sonrisas cómplices.

Uhhh la música de este, tu hogar, es otro rincón de placer.

Te envío un beso y un abrazo que dan calor que siempre reconforta.

Gracias por dejar tan bellas palabras en mi blog, amici:)

carolina dijo...

aunque me odies. Basta de dejar pasar oportunidades. Las tenés al alcance de la mano, y lo peor, es que te hacen bien. A veces para no dejar pasar una oportunidad tenés que sacrificar algo que ahora te parece muy importante. Y después de haberlo dejado atrás te das cuenta que ese sacrifico valió la pena. Lo que hoy dejás para darte una oportunidad, mañana es sólo algo bueno que te pasó, pero no tenía la importancia que vos ahora le estás dando. No seas b.... Igual te quiero muchoo.

Anónimo dijo...

POnele alas a tu vida Fede, por alguna razón estás dejando pasar todas las oportunidades que te dá la vida. Sabés cuánto te quiero. La tía

Fede dijo...

Cleopatra: Muchas gracias por tus palabras!

carolina: No te creas que dejo pasar todas las oportunidades.. Pasa que algunas, a veces, duelen un poco...

La tía: Mi vida tiene alas.. y bien largas! Repito lo mismo de antes.. No soy una persona que deje pasar todas las oportunidades.. solo que algunas pegan un poco más.

Cuando escribí el texto, fue por motivo de una cosa en particular.. Disfruto de la vida y de las personas que ella me pone en el camino. Esto no es un padecer, todo lo contrario.